Rebajas y Ocupación turística

LAS PREVISIONES DE VENTAS EN REBAJAS APUNTAN A UN 30% MENOS QUE EL AÑO ANTERIOR, CON MAYOR NÚMERO DE OPERACIONES PERO MENOS NEGOCIO.

Las previsiones de ocupación turística también son difíciles de adelantar, dada la tendencia a la reserva en la última hora, en cualquier caso, según AEHCOS, se espera un descenso del 10%.

            El periodo de rebajas del verano abarca del 1 de julio al 31 de agosto, y según la Federación del Comercio de Málaga, FECOMA, se esperan un 30% menos de ingresos que el año anterior, unos 60 millones de euros de facturación en toda la provincia. Según el presidente del colectivo, Enrique Gil, muchos abrirán las rebajas con descuentos del 70%, sobre todo el textil, para dar salida a un amplio stock que no interesa conservar, lo que por otra parte, no da lugar a segundas rebajas, ya que no se puede vender por debajo del precio de costo.

            No son buenas previsiones, pero es que en 2008 la facturación ya se redujo un 15%, y en lo que va de año, el consumo se viene conteniendo un 25%, así que se espera un mayor número de operaciones que en otros años, aunque el volumen de ventas sea menor. En este periodo, la Junta de Andalucía realizará 650 controles en establecimientos  con rebajas de toda la provincia.

            En cuanto a lo que comerciantes y consumidores tienen que saber sobre las rebajas, que tiene que ver con los derechos y deberes de ambas partes, los productos rebajados tendrán que ser parte de la oferta habitual del establecimiento, como mínimo, en el último mes, sin que se diferencie la calidad de los productos. Además, los productos rebajados deben mostrar su precio original junto al precio en rebajas o el porcentaje de descuentos que se va a aplicar.

            Un tema que suele plantear dudas son las devoluciones de productos o la compensación en esos casos. En este sentido, los establecimientos no están obligados a aceptar devoluciones salvo en los casos en que el producto adquirido sea defectuoso, entonces el consumidor tiene derecho a reclamar el mismo artículo con un funcionamiento correcto. Y aunque no exista obligación de aceptar devoluciones por parte de los comerciantes, quien habitualmente tiene esa política de ventas, debe mantenerla también en rebajas, al igual que ocurre con los pagos con tarjeta, si generalmente se aceptan en el establecimiento, también hay que aceptarlas en este periodo. Una vez planteada la devolución de un artículo, y aclarado que el establecimiento sólo tiene que asumir los artículos defectuosos, es decisión de la empresa devolver al consumidor el dinero, a lo que tampoco está obligado, o bien entregar vales para compras en el mismo establecimiento.

Por último, los establecimientos deben tener Hojas de Reclamación a disposición de los clientes que lo soliciten, y anunciarlo en lugar visible, conforme al nuevo Decreto que regula los procedimientos para el ejercicio de los derechos del consumidor (los socios pueden recoger juegos de Hojas de Reclamación en la ACEB).

 

            En cuanto a las previsiones turísticas y de ocupación en alojamientos hoteleros, ya el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, ha anunciado que se esperan un 10% menos de visitantes extranjeros, y un 15% menos de rentabilidad, según las asociaciones de hostelería y alojamientos turísticos.

            Según distintas encuestas, un 25% de los europeos prefiere España para sus vacaciones, liderando así las preferencias entre los destinos turísticos. Aún así, un 15% de los turistas afirma que no saldrá de viaje este verano, y un 35% de los que salen, limitarán el gasto.

            Vendrán menos extranjeros, las estancias se acortan, se buscan alojamientos más baratos y hay menos gasto medio. La tendencia de esperar al último momento para decidir las vacaciones y reservar, también dificulta realizar una previsión a medio plazo, y esa espera de último momento para reservas no sólo se debe a la crisis, sino a la esperanza de que los precios se rebajen más.

            Según el Presidente de Aehcos, Jose Carlos Escribano, en la Costa del Sol la ocupación bajará entre un 10 y un 15%, cuando los precios se han rebajado ya hasta un 15%. Se apunta también que será el turismo nacional el mayoritario, ya que ante la crisis se opta por destinos turísticos próximos, sin renunciar a unas vacaciones junto a la playa y disfrutando del sol. Además, apostando por la Costa del Sol, los clientes tienen todas las garantías que precisan para sus vacaciones.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar