Homenaje

HOMENAJE A EMPRESARIOS EMÉRITOS, DE JOYERÍA AMARO Y FERRETERÍA MARTÍN

Los comerciantes Amaro, de Joyería Amaro, y Paco Martín, de Ferretería Martín, recibieron un emotivo homenaje en el salón de plenos del Ayuntamiento, cuando han cumplido 40 y 50 años, respectivamente, al frente de sus negocios en la calle Sol, de Arroyo de la Miel. La asociación Yo, Producto Andaluz, promovió el homenaje por toda una vida dedicada a la atención al público desde sus respectivos ámbitos, y la ACEB se sumó a la iniciativa, reconociendo la contribución de estos comercios al crecimiento de Benalmádena.

En línea reivindicativa, Bartolomé Florido dijo que hay una obligación moral con autónomos y pymes que son los que han levantado el país, y criticó el apoyo de las instituciones a grandes empresas cuyos beneficios no se quedan en la región. Destacó el trabajo de comerciantes como los homenajeados, que trabajan cada día haciendo grande a su pueblo.

Por su parte, el Presidente de la ACEB, Jesús Peinado, alabó la iniciativa de Yo, Producto Andaluz y la sensibilidad de acogerla del Ayuntamiento y el Alcalde, Enrique Moya. Dirigiéndose a Amaro y Martín, que estuvieron arropados por parte de sus familias, Peinado recordó las épocas de bonanza y crisis que habían compartido los comercios más antiguos del municipio, y cómo la historia de unos es la de los otros, en sus áreas de trabajo, todos parte de una historia en que han vivido lo peor de ser autónomos o pequeños comerciantes, pero también la satisfacción de estar al frente de sus negocios y poderse retirar dejando un buen trabajo hecho.

El alcalde, Enrique Moya, destacó el papel de las pymes en el desarrollo de un pueblo, y el de los comerciantes homenajeados, amigos personales del primer edil. “Yo mismo tengo un negocio que heredé de mi padre y ahora trabajan mis hijos, conozco lo que es ese trabajo y me alegra que haya negocios familiares que perduran. Lo mínimo que se puede hacer es reconocer toda una vida dedicada a una profesión, nuestras pymes merecen todo el apoyo”.

En el caso de Amaro, sus hijos ya han tomado el relevo al frente del negocio familiar, mientras que Martín, según dijo, se iba a retirar, “he pagado siete carreras, ahora quiero descansar y dedicarle tiempo a la familia”. Amaro se mostró emocionado recordando a otros amigos también del comercio que ya no estaban, rememoró sus inicios en los setenta como comerciante, todo el trabajo que hubo que hacer para llegar a la vida de hoy. Para terminar, agradeció el homenaje recibido por parte del Ayuntamiento, Yo, Producto Andaluz, y la ACEB.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar